Estas en: Inicio > Proyectos > Proyectos Historias > Tami Nagnime
noticias

Proyectos Historias

Tami Nagnime

Tami Nagnime





Diecinueve de octubre de 2006. Ese día nos trajeron a la consulta de Dapaong a Tami. Tres meses atrás Tami jugaba por la sabana como todo niño de 6 años. Un gran árbol de mango y sus preciados frutos tuvieron la culpa. Se subió rápido para estirar el brazo y disfrutar de su sabor, como había hecho tantas veces. Pero ese día todo fue distinto, la rama se rompió y dio con sus huesos en el suelo.cuando se subió a un árbol para coger una pieza de fruta que llevarse a la boca. Sin darse cuenta, la rama se rompió por su peso y cayó al suelo. Dolor en la pierna, mucho dolor, y un fragmento de hueso perforando la piel. Desde entonces buscar y buscar dónde podían tratar a Tami. Aparece en la consulta con un trapo haciendo de venda en la pierna. Al retirarlo una imagen para olvidar, hueso podrido, maloliente, consumiendo la vida del pequeño Tami. En realidad cuesta poder explicar porqué Tami seguía vivo. Sólo existía una solución, amputar la pierna por encima de la rodilla. Recuerdo la cara de su padre sin dudar solicitando que se hiciera lo posible para terminar con esta pesadilla. Tami se operó al día siguiente. Pasó a cargo del Centro don Orione para recuperarse de la cirugía y empezar la fisioterapia. Nuestra asociación financió una prótesis para que Tami pudiera volver a caminar. Justo antes de regresar de la expedición 2006 nos enteramos que el padre ha tenido que regresar a su casa para poder cuidar del resto de la familia. A Tami lo va a dejar en el Centro Don Orione. Para siempre. No puede llevárselo con él, no podría atenderlo. En África hay situaciones que no nos chocan, nos tumban, pero si las vemos desde nuestro punto de vista. Allí, conociendo cómo viven, son totalmente entendibles. Tami tuvo la mala fortuna de caerse del árbol, pero esa caída le llevó a entrar en el Centro Don Orione. Allí se asegura comida, educación y tratamiento de su discapacidad, para poder ser totalmente independiente el día de mañana. Esa es la grandísima función del Centro Don Orione de Bombouaka.





Más fotos
pd_Javi 020.jpg